Entradas

6 señales que demuestran que tu trabajo no te pone… nada

Infeliz en el trabajo LiderMap¿Infeliz en tu trabajo? Seguramente, cuando comenzaste en tu actual puesto de trabajo, lo hiciste con toda la ilusión del mundo, pero, que queda de todo ello cuando ese trabajo (que era perfecto para ti) ha acabado con tu vida privada, te mantiene en constante situación de estrés… o hace que odies, cada mañana y con toda tu alma, el momento en el que suena el despertador. ¿Cómo puedes saber si ha llegado el momento de replantearte ciertas cuestiones relacionadas con tu trabajo… y lo mal que te lo está haciendo pasar? Aquí te dejamos seis pistas que (creemos) te van a ayudar a detectar si ha llegado ese momento.

  1. Cada mañana eres la persona más miserable del mundo

Vale que, a la mayoría de la población, el hecho de ir a trabajar no le vuelve loco, pero, si cada tarde de domingo comenzamos a sentir una atosigante ansiedad, es probable que algo vaya mal.

  1. El escritorio es un auténtico caos

Infeliz en el trabajo LiderCierto es que, siempre se ha dicho, que el desorden y el caos motivan la creatividad de los artistas. Pero, si no te consideras un artista, y tu mesa de trabajo es puro caos, es probable que se deba a la desgana que te provoca tu actual trabajo.

  1. Tu sistema digestivo te está dando problemas

Estamos hablando de estreñimiento, diarrea… e, incluso, vómitos. Si tienes todos, o alguno de estos síntomas, deberías pensar que nuestro cerebro está directamente conectado con nuestro estómago, por lo que, si el primero se estresa, el segundo se va a enterar… y va a reaccionar.

  1. ¿Piensas que lo tienes todo controlado?

Si ocurre eso, es mejor que te lo hagas mirar. Lo más probable es que, lo que de verdad esté ocurriendo, es que estás comenzando a pasar de todo… o, como dicen los castizos “que te da lo mismo 8 que 80”.

  1. Sueñas con tu trabajo

O, lo que es peor, tienes pesadillas con él. Si esto ocurre, debería comenzar a tomar algunas medidas, como olvidarte Infeliz en el trabajo Liderde mirar la lista de mensajes de tu correo electrónico, una vez haya salido de tu trabajo.

  1. No puedes concentrarte

Está demostrado que, mantenerse en estados de presión durante largos periodos de tiempo, provoca alteraciones en el lóbulo central, la parte de nuestro cerebro encargada de la toma de decisiones. En este caso, esta zona de nuestro cerebro se vuelve menos activa y afecta, además de a nuestra capacidad para tomar decisiones, a nuestra memoria y a la capacidad de concentración.

También puede interesarte:

-Cómo sortear un mal día en el trabajo

-Cinco secretos para encontrar el trabajo ideal

LIDERMAP