meditacion coaching Lidermap

¿Qué hacer cuando la meditación falla?

meditación, coaching, LidermapTodos (o casi todos) estamos de acuerdo: hacer meditación es la mejor manera de reencontrar la calma… cuando la hemos perdido. Pero, ¿qué hacer si ésta falla? ¿tenemos que convivir con el estrés hasta que éste decida marcharse por el mismo camino que vino? Pues, evidentemente, no.

Sin embargo, antes de afrontar el estrés que nos invade, tenemos que saber que el éste no es necesariamente malo. En realidad, necesitamos padecer un cierto nivel de estrés para que todo funcione con eficacia en nuestro día a día. Pero eso sólo es cierto en parte. A partir de determinado nivel de estrés podemos ver afectada, negativamente, tanto nuestra salud física como mental. Estamos hablando de enfermedades autoinmunes, migrañas, obesidad, tensión muscular, dolores de espalda, colesterol alto, enfermedades cardiacas, hipertensión…. Así pues, aprender a apagar tu respuesta al estrés y encender tu respuesta a la relajación podría ser (en realidad, es) la clave de tu salud mental y bienestar físico.

Meditación y relajación

Mucha gente elige meditar como método para reducir su estrés psicológico e, incluso, mejorar su salud. Para ello, utilizan técnicas populares como la meditación transcendental (utilizando mantras) o tratando de llegar al nivel de conciencia llamado de atención plena. Y es que existe un amplio consenso, entre la comunidad psicológica mundial, acerca de que la meditación consciente es una herramienta válida a la hora de reducir el estrés. Pero ¿qué hacer si la meditación no consigue rebajar nuestro estrés, ansiedad, depresión, angustia o los efectos del agotamiento? Pues, para esos casos, permítenos que te dejemos cinco sencillas alternativas. Ahí van:

  1. Identificar los problemas que te inquietan

Lo mejor, en este caso, será hacer una lista con los conflictos que te están afectando emocionalmente. Visualizar los problemas es la mejor manera de derrotarlos. Eso es algo que estámeditación, coaching, Lidermap más que comprobado.

  1. Caminar por la naturaleza

Caminar, nadar o andar en bicicleta suelen resultar tan efectivos a la hora de reducir el estrés que hay quien lo llama meditación en movimiento. Eso sí, este tipo de ejercicios resultan mucho más efectivos cuando se realizan en entornos no urbanos. (¿no tienes un bosque cerca de casa?). Y es que la exposición a ambientes naturales ayuda a mejorar el estado de ánimo y reduce la presión arterial… al tiempo que mejora la actividad cardiaca y la concentración.

  1. Respirar profundamente

Los ejercicios de respiración lenta y profunda potencian la respuesta a la relajación. Una forma muy útil de practicar la respiración profunda es emplear la técnica de la caja de respiración. Ésta consiste en mantener la respiración durante cuatro segundos, exhalar durante cuatro segundos y descansar otros cuatro segundos, antes de tomar la siguiente respiración.

  1. Relajar músculo por músculo

meditación, coaching, LidermapEs la llamada relajación muscular progresiva. Comenzando por los músculos de las piernas, iremos tensando los distintos grupos musculares de nuestro cuerpo…. Asegurándonos de que sentimos tensión, pero no dolor. Mantendremos la tensión durante cinco segundos, para, luego, relajarlos durante diez segundos.

  1. Escuchar música

Escuchar música puede tener un efecto tremendamente relajante… tanto sobre la mente como sobre el cuerpo. Esto se debe a que la música -sobre todo la clásica de movimientos lentos- ayuda a disminuir la frecuencia cardiaca, la presión arterial y los niveles de las hormonas del estrés.

LIDERMAP

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *