¿Por qué nos dan miedo las películas de terror?

 

Scary Movie

Hay algo en el miedo que nos habla, directamente, de nuestra propia naturaleza como animales humanos. ¿A qué puede ser debido a esto? Seguramente a que, después de millones de años de evolución, nuestra memoria nos ha enseñado a tener un cierto temor, por ejemplo, a la oscuridad… como el lugar en el que animales depredadores podrían estar al acecho. En este sentido, investigaciones como, la del profesor de la Universidad de Kioto, Nobuo Masataka, experto en neurociencia, psicología y zoología, reafirman esta evidencia. Y es que Masataka ha demostrado que, niños menores de 3 años, cuando se les muestran en la pantalla de un ordenador, tienen más facilidad para identificar serpientes que flores. Esto podría deberse a que, nuestra amígdala derecha, la parte de nuestro cerebro relacionada con el miedo, responde con mucha más fuerza a imágenes de animales que de personas… por más que, en nuestra sociedad, las segundas se muestran como mucho más peligrosas que las segundas. Esto podría explicar el efecto que monstruos de película, como criaturas con dientes afilados o aspecto de serpiente, tienen sobre nosotros cuando las vemos en el cine o en la televisión.

Leadermap coaching¿Y a qué se debe el oscuro atractivo que ejercen sobre nosotros las películas de terror? El psicólogo Dr. Glenn D. Walters identifica tres factores a los que deberíamos esta atracción. Serían los siguientes:

  1. Tensión

Esta emoción se activa a través de elementos como el misterio, el suspense, la sangre derramada o el terror. Todo bastante sencillo de crear por parte de la industria cinematográfica.

  1. Relevante para el espectador

Esta relevancia puede ser universal (todos tenemos miedo a la muerte o a lo desconocido); de subgrupo (por ejemplo, muchas películas de terror giran en torno a los miedos particulares de los adolescentes) o personal (el espectador identifica el final de alguno de los protagonistas de la película con miedos individuales).

  1. Falta de realismo

Cuando vemos una película de miedo, y pese a los últimos logros técnicos que rozan el realismo, todos sabemos que, de alguna manera, lo que estamos viendo no es real… lo que hace relajemos los controles de la conciencia, dejando que los miedos que todos ocultamos en el subconsciente campen a placer. Según Jung, en las películas de terror suelen tener un papel principal arquetipos primarios que, normalmente, mantenemos encerrados en lo más profundo de nuestro subconsciente colectivo (de ahí que elementos como la madre y/o la oscuridad suelan aparecer, reiteradamente, en estas películas).

En definitiva, que las películas de terror nos obligan a enfrentarnos a nuestros propios miedos, poniéndolos en contexto. Esto da forma a nuestro sistema de creencias, a la forma en que nos vemos nosotros mismos y como nos ven los demás. Sin lugar a dudas, un buen lugar para explorarnos… sin ponernos (realmente) en peligro. Y eso nos encanta.

LEADERMAP

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *