El Neuromanagement como aliado del liderazgo

Neuroliderazgo LidermapO, si se prefiere, el neuroliderazgo. Quizás hayas escuchado alguna vez el término. ¿No? Bueno, pues entonces tendremos que saber que el neuroliderazgo (o neuromanagement) representa una perspectiva revolucionaria y novedosa en cuanto a la conceptualización del liderazgo y de los factores clave para su ejercicio eficaz.

Dado que el neuroliderazgo está relacionada con la comprensión de cómo funciona el cerebro, su anatomía y su fisiología, podemos definir el liderazgo como: la disciplina intenta que intenta definir la base neuronal del liderazgo y de su gestión. Con ello nos referimos a los procesos cerebrales que explican hábitos y características del comportamiento del líder tales como conducta, toma de decisiones, motivación, inteligencia emocional, forma de relacionarse con otros, inteligencia… o sea, aspectos vinculados al mundo organizacional y del ejercicio del liderazgo.Neuroliderazgo Lidermap

Es evidente que la aplicación de todas estas nuevas herramientas supone una redefinición de lo que siempre hemos considerado liderazgo. Lo novedoso es que reconceptualización del liderazgo no la hacemos sobre las teorías clásicas basadas en el conocimiento acumulado de la gestión. Lo hacemos sobre la base de la comprensión del funcionamiento del cerebro que aporta la neurociencia… que, en su aplicación al estilo del liderazgo… o, si se prefiere, la exploración de lo que ocurre en la fisiología del cerebro de los líderes. Nos importa, y mucho, como la fisiología cerebral afecta a los comportamientos, interacciones y toma de decisiones del líder en el ámbito laboral.

Un buen análisis y aplicación del neuroliderazgo permitirá mejorar la efectividad de los líderes… teniendo como apoyo los descubrimientos relacionados con la fisiología de la mente y el cerebro.

Neuroliderazgo LidermapSobre los procesos que estudia el neuroliderazgo hablamos, principalmente, de:

– Solución de problemas y toma de decisiones.

– Innovación y creatividad.

Regulación emocional.

– Colaboración e influencia.

– Gestión del cambio.

Cuando un directivo conoce el sustrato fisiológico de este tipo de habilidades, comienza a desarrollarlas de manera consciente y, especialmente, las aplica en su día a día. A partir de ese momento, y de la consecución de sus metas, llegará a ser capaz de construir compromiso y confianza (no basta con exigirlos), de forma natural y duradera en su equipo de trabajo.

LIDERMAP

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *