¿Quiénes estamos cambiando: los ordenadores o las personas?

Tecnología Lidermap¿La tecnología nos domina? Ayer cogí un taxi en el centro de Madrid. Iba hacia el norte de la ciudad. Tenía una cita con hora, así que le pedí al taxista que, por favor, intentara tardar lo menos posible en el trayecto. El taxista introdujo la dirección que le di en su navegador y el GPS eligió una ruta… la peor ruta que podía haber elegido en ese momento.Cierto es que, en condiciones normales, ese camino hubiera sido el más corto y rápido. Sin embargo, era hora punta, había varias obras en el camino… todo eran inconvenientes. Seguramente, todo eso era algo que debíamos haber sabido (al menos el taxista, que se pasaba el día recorriendo la ciudad). Sin embargo, no pensamos en esas Tecnología Lidermapcircunstancias, hicimos caso al GPS (a la tecnología) y nos metimos en una ratonera que me hizo llegar tarde. El hecho de que el camino tomado fuera el más corto, era algo irrelevante en las circunstancias de ese momento del día. Cuando le pregunté al taxista que por qué no había elegido otra ruta, sabiendo, cómo sabía, cuáles eran las circunstancias que se iba a encontrar por el camino, su respuesta me dejó algo aturdido: simplemente había hecho lo que su ordenador le había dicho que hiciera.

¿El ser humano se ha vuelto loco? ¿Estamos tan ansiosos, como especie, de delegar nuestra autoridad, de no tener que pensar, que estamos dispuestos a seguir a cualquier tecnología que nos diga lo que tenemos que hacer… incluso cuando sabemos que podríamos hacerlo mejor? ¿Qué ha ocurrido con el respeto a nuestra inteligencia y a la capacidad de resolver cuestiones por nosotros mismos?

Una cosa es clara (y deberíamos tenerla clara): los algoritmos no pueden sustituir a la inteligencia humana. Tecnología Lidermap¿Por qué razón? Pues por qué el ser humano tiene la sabiduría de la experiencia, el contexto, las circunstancias, la psicología y un montón de factores más de los que (al menos de momento) carecen las máquinas. Para tomar una decisión necesitamos mucho más que sólo datos… y, sin embargo, nos estamos comportando como si los datos aportados por las máquinas fueran la clave fundamental de nuestras vidas.

El cerebro humano tiene la capacidad no sólo de recopilar y almacenar datos -algo que ya hacen las máquinas-. También tiene la capacidad, por ejemplo, de pasar esos datos por el tamiz de la experiencia… lo que, evidentemente, da mucha más solidez y sentido a nuestras decisiones. Así que, coge las riendas de tu vida y recuerda que, al menos por ahora, tus decisiones son tu responsabilidad. ¿Y sí no lo hacemos? Entonces, tendremos que atenernos a las consecuencias.

También podría interesarte

-Las redes sociales en el trabajo para ser mejores, más productivos y más felices    

-Objetivos claros y alcanzables ¿los tuyos lo son?    

LIDERMAP   

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *