La habilidad de ganar autoconfianza

Autoconfianza Lidermap¿No sería genial despertarse por la mañana y sentirse totalmente seguro de uno mismo? ¿Qué pasaría si esa confianza se quedara en uno (o en una) para siempre? Vale, volvamos ahora al planeta Tierra y a un ser vivo dual: el ser humano. En el caso de la autoconfianza, nos pasamos la vida construyéndola, destruyéndola y volviéndola a construir.

De pequeños, a casi todos nosotros nos han dicho que, seguir nuestra intuición es peligroso. Luego, a pesar de la protección de nuestros padres y sistema educativo -o quizás, por culpa de ellos- nos pasaremos la vida entre la depresión, el agotamiento y la insatisfacción. Y todo ello, mientras nos pasamos esa misma vida buscando la autenticidad y la autoconfianza.

¿Y cuándo encontraremos esa autoconfianza? Pues cuando nuestra fortaleza interior crezca. Es entonces cuando volvemos a confiar en nuestra intuición. Para aumentar y consolidar esa autoconfianza podemos hacer tres cosas:

  • Entender cómo ha sido tu pasado, como te han tratado las circunstancias y sobre todo las personas que te han rodeado.

Esto te dará algunas pistas de cómo actuar en tu caso concreto y te terminará de convencer de que es imprescindible cambiar de rumbo y actuar para ganar autoconfianza y mejorar tu vida. También te ayudará a comprender que ha sido tu entorno y no tú quien ha fallado.

  • Sentirse identificado con lo que hacemos

Sería bueno que realices, desde ya mismo, y aunque su efecto tarde en notarse, alguna actividad que sea de tu Autoconfianza Lidermapagrado y en la que puedas persistir hasta que puedas destacar en ella. Sirve cualquier cosa que realmente conecte contigo: una actividad deportiva, altruista, cultural, manual… Esto te aportará una mayor sensación de valor personal, una tarjeta de presentación en tus relaciones sociales, y… lo que es más importante: el mensaje, ante ti mismo/a, de que puedes mejorar tu persona.

  • Mejora tanto tu aspecto personal como tu nivel cultural.

Lo primero no es cuestión de dinero, pues siempre se puede mejorar gracias a una ropa mejor, más visitas a la peluquería, al esteticista… Para lo segundo, ten en cuenta que no necesariamente tienes que realizar estudios formales, reglados, sino que también puedes asistir a conferencias, tertulias literarias, coloquios, exposiciones y un largo etcétera que seguramente están a tu alcance.

Aunque tal vez te sorprenda, lo más útil para ganar seguridad en uno mismo es presentarse ante los demás tal y como se es, sin ocultar para nada los defectos, las manías y los miedos.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *