DINAMICAS DE GRUPO OSCAR GARZON

La neurociencia mejora la productividad de las reuniones

Neurociencia LidermapLas reuniones se programan para hacer cosas, para resolver problemas…pero esto no siempre ocurre. Una buena manera de mejorar la productividad de las reuniones es saber cómo, en esas situaciones, funciona el cerebro.

  • ¿Se duerme a la gente en las reuniones que organiza?

¿Bostezos?  ¿ojos vidriosos? Si quiere que los asistentes a su reunión se le duerman, quizás lo mejor que puede hacer es plantearles una larga reunión. Puede que la gente no se duerma realmente, pero, si el cerebro se pone en modo dormitar, sus capacidades cognitivas descenderán drásticamente. En todo caso, un estudio reciente demostró que un 91% de las personas reconocen haber soñado despierto durante una reunión… y el 39% dijo, incluso haberse quedado dormido. O sea, que reuniones breves, directas y bien planificadas.

  • Cómo mantener activo el capital intelectual de las personas…y que no se duerman.

Pues, básicamente, lo que hay que hay que hacer cosas como aligerar la agenda; interactuar, con preguntas, con los participantes para así llegar antes al punto central de la materia; atajar, rápidamente, los desvíos de la conversación (y anote el motivo de la conversación, por si fuera motivo de otra reunión…). Eso sí, para evitar malentendidos, lo mejor es que los participantes en la reunión sepan que, en cualquier momento, usted podrá redirigir la reunión o atajar un desvío.8315f5644cc10256d6fd2f5c0dbe37ec_XL

  • El arte de moverse en las reuniones

El lugar de trabajo es un entorno social y nuestros cerebros órganos sociales. Esto quiere decir dos cosas. Por un lado, que cuando la gente se reúne se crean impactos que participan en la creación de un ambiente. Por otro que, aunque creamos que tenemos control de nuestros pensamientos, la verdad es que, cuando interactuamos con los demás, nuestros cerebros disparan respuestas químicas e interacciones con los demás.

  • Saber construir un ambiente de reunión

Cuando se comienza una reunión, los reunidos siempre se plantean que esa reunión va a ser productiva. A partir de ahí, el convocante debe tener mano izquierda y derecha. Una excesiva marcialidad hará que el resto de los asistentes se lo tomen como una agresión. Un estudio de la UCLA ha demostrado que, cuando se siente rechazo en el trabajo, la respuesta en el cerebro es similar a la que se produce con sensación de peligro físico.

  • Estar atento a las interacciones

El líder de una reunión debe de prestar atención tanto al modo en cómo llega a las personas…como al modo en que las personas le llegan a uno. De cómo se reciban y, sobre todo se interpreten estas interacciones, dependerá que la reunión sea productiva o no.

Lidermap

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *