¿Por qué las mejores ideas siempre las tenemos en la ducha?

Tener ideas bajo la ducha OSCAR GARZÓNNo soy realmente una persona creativa. La verdad es que esta frase, que he oído muchas veces en boca de otros (y a veces, porqué negarlo, en mi propia boca), me parece muy extraña. ¿Es que algunos nacen más dotados a la creatividad que otros… o es que, simplemente, a unos no les han enseñado a descubrir en qué son creativos? La ciencia nos ha dado la respuesta: diferentes estudios psicológicos que todo el mundo es creativo. En realidad, lo que se ha demostrado es que el ser humano es muy creativo.

Recientemente, los investigadores Allen Braun y Siyuan Liu, del Instituto Nacional para la sordera y otros desórdenes de la comunicación en Maryland (EE UU) tuvieron una idea genial. Se dedicaron a estudiar la actividad cerebral de los raperos que hacen estilo libre. La elección de este campo de investigación no fue casual. Y es que, desde hace mucho tiempo, se ha identificado al rap de estilo libre como un interesante ejemplo de proceso creativo… a la vez relativamente fácil de seguir y que implica a diferentes áreas del cerebro.

Rap Oscar GarzónDurante su estudio, Allen Braun y Siyuan Liu detectaron que, durante el proceso de improvisación y creación, los raperos mostraban una menor actividad en los lóbulos frontales, por una mayor en la llamada corteza prefrontal. En otras palabras, que, relajando las funciones ejecutivas del cerebro, aquellas que censuran nuestra creatividad y espontaneidad, nos permitimos ser más creativo.

Sabido esto, no tenemos más que sustituir la acción rap de estilo libre por escribir, dibujar o resolver problemas de programación (por poner tres ejemplos) para descubrir cómo funciona un proceso creativo. Pero aún no sabemos porque siempre tenemos grandes ideas en la ducha…pero ya nos queda poco.Ideas relajado OSCAR GARZÓN

La misma investigación de Allen Braun y Siyuan Liu descubrió que la mayor intensidad cerebral, en ciertas áreas del cerebro, también coincide con corrientes de dopamina que llegan a estas zonas. Claro, que, con sólo estos dos elementos, por si solos, no se explica el hecho que nos ha llevado hasta: que seamos tan creativos en la ducha. Esto lo ha resuelto la doctora psicóloga, de la Universidad de Harvard, Shelley Carson. Según esta investigadora, si estos chutes de dopamina coinciden con momentos de relajación mental (en la ducha, pero también en el gimnasio o conduciendo a casa después del trabajo), es mucho más fácil que esas ideas, que seguramente llevaban tiempo vagando por nuestro subconsciente, alcancen la conciencia y…Eureka… ¿Recuerdas donde estaba Arquímedes cuando descubrió su famoso Principio? Pues dándose un baño y, seguramente, en un estado de ánimo relajado, distraído y con la mente inundada por corrientes de dopamina.

LIDER MAP

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *